la calidad de tu vida
depende de
tu capacidad de reaccionar:
reaccionas con estrés = SUFRES
reaccionas sin estrés = NO SUFRES

Conduce tu vida
con calma

Apoyándote en 3 pilares

1

TALLER PARA REPARAR
TU SISTEMA NERVIOSO

No te metes a la autopista con un auto abollado ni con un motor oxidado.
Eso seguro.
Por lo mismo, seguro que no te interesa ni una pizca andar por la vida con un sistema nervioso para la chatarra.

Desmotivada, cansada, irritada.
Enfadándote por todo o llena de miedos.

A todas nos han golpeado las situaciones traumáticas del pasado.
Todas acumulamos durante años angustias, nervios y problemas.
A veces el origen es hasta transgeneracional o intrapersonal.

Pero lo suyo es llevar el auto al garaje. Ir a terapia, vaya.
Quitar las secuelas del pasado para tener un sistema nervioso como nuevo.
Uno que no sobreactúe, ni se estrese más de lo debido.

Todo lo que no está resuelto se guarda en tu mente subconsciente o en tu cuerpo. ¿No crees que te mereces pasarte por el taller?

2

AUTOESCUELA PARA MANEJAR
TUS RETOS DIARIOS

¡Mierda! Le tenía que haber dicho…
¡Ay, no! Me siento fatal por haberle gritado…
¡Joder! ¿Por qué no escucha lo que digo?
Siempre tengo que ser yo la que…

Aunque tengas un Mercedes perfecto no irás muy lejos si no tienes carnet de conducir, ¿verdad?

Pues lo mismo nos pasa con la vida.
Por mucho que hagamos terapia o meditemos cada día,
¡más nos vale aprender a conducir bien nuestras relaciones!

Necesitamos saber manejar las conversaciones difíciles,
tomar decisiones con seguridad y
ser profesionales en pedir ayuda o poner límites.

De lo contrario, no tardaremos en tener otra vez un auto abollado y roto.
La angustia, el miedo, el estrés y la ansiedad se crearán de nuevo.

3

GPS PARA LLEGAR
AL DESTINO QUE QUIERES

Todas queremos ser felices. En eso estarás de acuerdo.
Tú concretamente quieres esto y lo otro.
Que se solucione un problema concreto, que cambie ésta u otra cosa. Lo que sea.

¿Pero cómo se ve exactamente tu meta?
¿Qué sabor tiene?
¿Cómo te sentirás cuando la hayas conseguido?
¿Cuándo y cómo sabrás que ya has llegado?
¿Cómo te mantienes en esa estación de la felicidad?

Y sobre todo, ¿por dónde es el camino más corto y más agradable?

Todas acabaremos algún día alimentando a los gusanos.
La diferencia la marca la calidad del viaje hasta ese último día.

Cuanto más conozcas tus deseos profundos y tus necesidades,
cuanto más claro tengas lo que te hace mal y lo que te hace gozar,
más fiel te serás y más calma sentirás.
ONLINE
DESDE TU CASA
Te pondré a tu disposición varias técnicas para que, con mi ayuda, resuelvas tu problema.
Las técnicas vienen de distintas disciplinas, pero todas respetan la misma ÉTICA TERAPÉUTICA:

Te ofreceré un espacio seguro (sin críticas ni juicios)
donde tú podrás hacer tu proceso a tu propio ritmo.

Tú decidirás cuándo tratar qué temas y qué callar.
Tú decidirás tus propios objetivos y estrategias.
Tú medirás y valorarás tus progresos y cambios.

Yo estaré ahí para apoyarte con mis herramientas.
Te haré preguntas para que puedas observar tus pensamientos, investigar tus reacciones, notar tus sentimientos y decidir sobre tus relaciones.

Para charlar de cómo puedes resolver los problemas que ahora mismo te saturan

Scroll al inicio